Inteligencia Artificial emocional

Hoy en día la cantidad de datos que se genera es difícil de manejar aunque los ordenadores nos permiten procesar todos estos datos. A partir de encuestas y censos, la Estadística es el campo de las Matemáticas que más nos ha ayudado a cuantificar las emociones. Esto ha permitido entender mucho mejor el mundo y en particular las emociones de sus habitantes.

Kamvar es profesor de Ciencias y Artes Mediáticas del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT). A través de la red busca patrones en nuestros pensamientos y sentimientos más profundos. En su base de datos solo registra las palabras que aparecen en Internet precedidas por el verbo "siento", lo que ofrece mucha más información que los estandarizados emoticones. A medida que crece el uso de Internet las personas dejan cada vez más rastros digitales que permiten medir sus emociones con una precisión nunca antes vista.

Dicen que la Música es como las Matemáticas de los sentimientos. Apple, Google y los demás gigantes tecnológicos tienen acceso a un tesoro de información: los gustos musicales de millones de personas. Que la más abstracta de las artes pueda analizarse, clasificarse y predecirse mediante la Inteligencia Artificial puede parecer paradójico, pero la Música es en cierto sentido Matemática pura como descubrió Pitágoras. Hay que tener en cuenta que la Inteligencia Artificial tiene mucho que aportar a la psicología de la estética, a la musicología y a la propia música.

La Inteligencia Artificial EmocionalIAE

Veamos primero algunas definiciones:

La inteligencia es algo que escapa a las explicaciones que puedan aportar las ecuaciones matemáticas, la realidad física o material, pues la inteligencia, según la séptima definición de la RAE es una “sustancia puramente espiritual”.

La inteligencia artificial, que según la RAE es la “disciplina científica que se ocupa de crear programas informáticos que ejecutan operaciones comparables a las que realiza la mente humana, como el aprendizaje o el razonamiento lógico”.

Y la definición de inteligencia emocional, que es la “capacidad de percibir y controlar los propios sentimientos y saber interpretar los de los demás.”

Por tanto, podríamos definir como inteligencia artificial emocional al programa informático capaz de sentir y actuar como lo haría un ser humano, es decir: saber comprender y relacionarse, en diferentes grados de cercanía, empatía y espiritualidad, consigo mismo y con cada uno de los individuos y elementos que forman parte del entorno al que pertenece. En definitiva un ordenador capaz de pensar y sentir. En la actualidad, desde un punto de vista psicológico, el pensamiento racional y el pensamiento emocional son capacidades indisolubles.

Estamos hablando pues de un sistema con dos autoridades de control: una racional y otra emocional. En el mundo de la informática tendríamos que referirnos a un solo sistema hardware controlado por dos sistemas operativos con un control absoluto y simultaneo del mismo. Debemos ser capaces de construir una máquina que sea capaz de razonar y sentir sus propias emociones.

Por el momento no podemos conseguir que las máquinas sientan pero sí es posible lograr que aprendan a simular las emociones y tomar decisiones en base a todo ello. Ya ha habido algún agente inteligente capaz de simular ser un niño de 13 años.

Fuente: bbc.com/mundo, elpais.com, bikuma.com

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar