El Internet de las cosas (Iot – Internet of things)

Probablemente hayas oído alguna vez el término Internet de las cosas o Internet of things (Iot), pero ¿que significa?, ¿es seguro?

El término ya nos hace intuir que se trata de la interconexión de dispositivos cotidianos como pueden ser ordenadores o teléfonos (smartphones). Sin embargo esta definición va más allá y también incluye cosas como el coche, el frigorífico, la cortadora de césped, monitores de corazón o unos pantalones.

Ventajas

El software libre y las herramientas colaborativas conforman redes de sinergias que conectan el mundo entero en plataformas de información. Es decir, la información está al alcance de todo el mundo, sin importar el lugar del planeta en el que nos encontremos. Pero además podremos interactuar con los diferentes objetos conectados.

Un ejemplo que está muy en boga son los smartwatches. Los podemos conectar al smartphone para que nos informe de las notificaciones (Whatsapp, Facebook...), así como realizar o recibir llamadas a través del mismo. Incluso podemos insertarle una tarjeta SIM. También tenemos la posibilidad de que monitorice nuestras contantes vitales cuando salimos a correr.

Otros dispositivos pueden ser las pulseras wearables o las zapatillas inteligentes, que también nos monitorizarán cuando salimos a correr. El coche, el televisor, la lavadora estarán interconectados y, por ejemplo el frigorífico nos informará cuando falten manzanas o el climatizador se encenderá cuando detecte que hace calor…

El Iot nos hará la vida más fácil, pero no es oro todo lo que reluce…

Desventajas

 

Ámbito social

El primer problema es de ámbito social. Las cosas conectadas nos hacen la vida más fácil, pero pueden llegar al extremo de hacernos dependientes de la tecnología. Quizá el ejemplo más claro sean las redes sociales y los smartphones con todo el ecosistema de app.

Hay multitud de herramientas y cada vez más, pero pueden llegar a pensar por nosotros. Quizá un niño no debería tener acceso total a todas las posibilidades del Iot, para que desarrollen su mente y sus habilidades sociales. ¿A que edad un niño tiene la suficiente madurez?, depende de cada niño (expertos recomiendan que no antes de los 12 años).

Mientras tanto podemos limitar el acceso a Internet, por ejemplo a webs pornográficas o con excesiva violencia y no tener smartphone propio hasta que llegue el momento apropiado. Una buena educación para que adquieran hábitos saludables también en cuanto a la tecnología es crucial. Esos hábitos también deberían incluir precauciones en cuanto a seguridad y privacidad, pues por otro lado están los problemas de seguridad y privacidad del Internet de las cosas. Veámoslo…

 

Privacidad y seguridad

Partamos de la base de que Internet nunca es totalmente seguro; para estar seguros del todo la única forma es desconectar el cable del router o apagar el smartphone. Pero sí que podemos poner trabas a los cibercriminales, ellos atacarán primero a los dispositivos más vulnerables, incluyendo a las empresas. Por eso es bueno crear ciertos hábitos desde niños como tapar la webcam si no la estamos usando.

No obstante debemos tener cuidado con ciertos elementos que forman parte del Iot, por ejemplo las smart tv. La mayoría de los dispositivos que conforman el Internet de las cosas aún no son seguros pues los fabricantes están más preocupados de vender sus productos que de la seguridad.

Por ejemplo en el caso de los smatphones Android, pocos hay que actualicen el sistema operativo habitualmente para corregir vulnerabilidades. Lo mismo ocurre en en el caso de las smart tv, que pasado un tiempo dejan de actualizarse. Además, en este caso de las smart tv, los investigadores comentan que este tipo de dispositivos carecen de características de seguridad básicas como firewalls o requisitos de autenticación. Aunque admiten que muchos de los modelos más recientes están empezando a implementarlos.

Hay quien dice: “Puedo estar seguro porque no soy tan importante como para que se interesen en mi”. Todos somos importantes para las empresas de publicidad y los cibercriminales, pues nuestros gustos interesan. También existe malware como el ransomware que consiste en el secuestro de un dispositivo para pedir un rescate.

Existen además redes de dispositivos del Iot que forman las llamadas botnet que pueden ser usadas por ejemplo para la denegación de servicio de un servidor. Se realizan multitud de peticiones para saturar a algún servidor y que este quede fuera de servicio, y quizá lo hagan desde nuestro dispositivo sin que lo sepamos...

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar